Nuevo

26 artículos

Cerradura invisible Remock Lockey Pro - Grupo Gescasi

Cerradura de seguridad invisible Remock Lockey Pro disponible en varios acabados

195,95 €

Esta cerradura invisible al exterior es una solución innovadora en seguridad para el hogar; además, este modelo, Remock Lockey Pro, cuenta con un sistema redundante de apertura integrado.

La instalación de la cerradura se realiza en el interior del inmueble, siendo compatible con cualquier puerta y quedando totalmente inaccesible a los métodos más habituales de forzaje, ya que se trata de una cerradura que no se puede ver desde el exterior por tanto no se sabrá de su existencia en caso de intento de robo o allanamiento de morada.

Su montaje es muy sencillo y rápido de realizar, teniendo a disposición el manual con el paso a paso ilustrado y la posibilidad de ver un vídeo orientativo con todo detalle.

En la caja se incluyen el cuerpo de la cerradura, la placa de cierre, 4 mandos a distancia, 2 baterías y los elementos de fijación con una llave allen.

Ofrece varias formas de control y apertura. Por un lado, la sincronización simple y rápida de los mandos, a modo de control remoto, con una configuración Rolling que proporciona una comunicación segura y personal a una distancia máxima de operación de entre 5-10 m, dependiendo de los materiales y condiciones del entorno. También hay habilitada una aplicación móvil que, enlazada, permite actuar sobre la cerradura independientemente de dónde se encuentre el usuario, pudiendo dar o quitar acceso de manera remota e inmediata.

Por otro lado, se encuentra el accionamiento de forma electrónica a través de un botón integrado en el cuerpo, para un uso más habitual de la apertura y cierre de la puerta desde el interior. En caso de emergencia, nos aporta un sistema manual de desbloqueo y, la característica diferencial de este modelo de cerradura, un sistema redundante de apertura, que se trata de un segundo motor que desbloquea el principal en caso de cualquier tipo de incidencia (se acciona desde el orificio situado en cualquier mando a distancia enlazado).

Esta cerradura de seguridad cuenta con una gestión inteligente de las baterías: está preparada para largos períodos de inactividad sin necesidad de alimentación exterior y avisa con suficiente antelación de la necesidad de cambio de las baterías mediante una alarma lumínica y sonora. Con un uso medio de 20 aperturas diarias, la duración de las baterías está entre los 8 y 10 meses. En caso de que se llegue a producir el agotamiento completo de la alimentación eléctrica, la cerradura está preparada para realizar su apertura.