Ir a la tienda

La Navidad ya está aquí, y sin duda es una fiesta que se vive plenamente en el hogar. Por eso se hace prácticamente necesario decorar la casa en estas fechas. ¿Quién puede resistirse a colocar algún adorno, por sencillo que sea?

Pero aunque sea un ritual que cada año se repite, también surge muchas veces la misma pregunta: ¿Cómo decorar la casa para la Navidad? Y es que es una fiesta que nunca pasa de moda, y de un año para otro surgen tendencias novedosas para los hogares. Los estilos de decoración también van evolucionando con el tiempo, pero al final se trata de conciliar las tendencias actuales con el gusto personal de cada uno.

Lo primero que hay que hacer es observar la propia casa y el estilo que predomina en ella. Por ejemplo, en una casa de decoración muy moderna o minimalista, estarán fuera de lugar motivos decorativos de madera rústica, o viceversa. Lo más importante es centrarse en crear armonía con el hogar y los gustos de sus habitantes, y también estar abiertos a algunas novedades que puedan surgir de un año para otro.

Adornos navideños en el exterior

Decorar el exterior del hogar en Navidad se hace casi tan importante como el interior, especialmente si se vive en una casa. El exterior es la primera visión que se tiene de nuestro hogar, y por lo tanto, la primera impresión. Si se vive en una casa con un poco de jardín y no se adorna el exterior en absoluto, puede sugerir abandono y cierta frialdad.

La colocación de alguna guirlanda luminosa multicolor en el exterior ya puede cambiar radicalmente las cosas. Además, las guirnaldas o tubos luminosos también pueden colocarse en la terraza cuando se vive en un edificio. Las figuras de abetos, estrellas y campanas flexilux,  también son una buena opción para decorar el exterior. Pero no solamente nos tenemos que limitar a los adornos luminosos: también se pueden usar guirlandas artificiales tipo rama de pino, las inevitables coronas de rama de pino para la puerta de la entrada, estrellas luminosas, angelitos…

Para iluminar el exterior, si se busca un decorado tipo hielo son recomendables las luces blancas. Si buscamos un efecto más rústico o tradicional, unas luces amarillas o doradas nos ayudarán a conseguirlo. Las terrazas en las que hay una mesa, se puede colocaren ella un árbol en miniatura adornado con luces. Y las guirlandas de luces de colores pastel siempre aportarán un aire festivo muy especial, sobre todo en los hogares donde viven niños.

 

Cómo decorar el salón en Navidad

El protagonismo de la decoración navideña del salón, sin duda se lo lleva el árbol de Navidad. Dependiendo de sus características, tamaños y color, habrá que escoger los elementos restantes para decorarlo. El tradicional árbol de Navidad es verde, tipo pino, aunque también los hay nevados y de diseño vanguardista, que no abundan tanto. Como la Navidad trata de sugerir calidez, los árboles tradicionales la reflejan con más facilidad que los minimalistas, por ejemplo.

La decoración para el árbol, que suelen ser las inevitables bolas, las guirlandas, figuritas varias y la estrella que preside en lo alto del árbol, deberán guardar armonía entre sí, procurando que predomine un color por encima del resto.

Este efecto se puede conseguir de varias formas: colocando por ejemplo todas las bolas del mismo color, o que los adornos de mayor tamaño tengan el mismo tono. El resto de los adornos del árbol más pequeños, es preferible que sean del mismo estilo, aunque los colores sean variados.

Hay que romper el mito de que los árboles de navidad deben ser recargados: no tienen por qué ser así. Es cuestión de encontrar la medida justa para cada cosa, y sobre todo, saber combinar con acierto los colores. Es importante que todo esté en consonancia con el estilo dominante en la casa, y eso también incluye a las guirnaldas para ventanas, velas, figuras luminosas, o escenas navideñas decorativas.

Hay que evitar acumular demasiados colores diferentes entre sí, a riesgo de recargar la decoración.  Y conviene repartir los adornos de forma estratégica, y no solamente en el comedor: la cocina también es un buen lugar para colocar algún adorno navideño. Si se busca un efecto moderno, podemos probar combinando tonos de blanco y plateado, mientras que si buscamos un ambiente más tradicional, la combinación de rojo y verde es infalible. Los adornos en madera natural aportan un estilo nórdico muy confortable que además es tendencia.  

Sea cual sea tu estilo, si sabes decorar tu hogar en Navidad cobrará una calidez única y especial, como no puede ser de otra forma en esta época del año. Es el momento de transformar tu casa en un escenario acogedor lleno de encanto, perfecto para disfrutar plenamente de las fiestas hogareñas por excelencia.

Contáctanos

No estamos en este momento. Envíanos un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambia el texto