6 Consejos para reducir el consumo de tu aire acondicionado y ahorrar en la factura

6 Consejos para reducir el consumo de tu aire acondicionado y ahorrar en la factura

¿A ti también te pone los pelos de punta pensar en el calor insufrible del verano combinado con las nuevas tarifas de la luz? ¡Que no cunda el pánico! Además de utilizar tus aparatos eléctricos durante las horas más baratas, te dejamos otros trucos a continuación para mejorar la eficiencia de tu aire acondicionado:

  1. ¿Sabías que nuestro cuerpo es sensible a contrastes muy acusados de frío o calor? En lugar de convertir tu casa en el polo norte durante los meses de verano, es más conveniente ajustar la temperatura entre los 24 y 26 grados. Además de ser más saludable para tí, tu bolsillo lo notará. Cada grado de menos supone un incremento de hasta el 8% en tu factura.
  2. Muchos equipos incluyen modo Eco. Si el tuyo lo tiene, úsalo. Puedes ahorrarte hasta un 30% seleccionando este modo.
  3. Si quieres que tu aire acondicionado sea más eficiente y no se estropee, instálalo en una zona con sombra, a salvo de la luz y el calor intensos. El sol directo puede dificultar su efectividad y aumentar el consumo como consecuencia. Y a la larga, incluso dañar su sistema de refrigeración.
  4. La limpieza es importante. Unos filtros obstruidos disminuyen la calidad del aire y provocan que tu equipo consuma más. Por eso, te recomendamos que los limpies al menos una vez al año. Es tan sencillo como desmontarlos y lavarlos suavemente con agua y jabón. Eso sí, ¡espera a que estén totalmente secos para colocarlos de nuevo!
  5. Ventila de noche, aísla de día. ¡Tu aire acondicionado va a servir de poco si dejas persianas subidas y ventanas abiertas durante las horas de más calor!
  6. Lo mejor es enfriar tu dormitorio antes de acostarte y abrir las ventanas para mantener el frescor, pero ¿ qué pasa con esas noches en las que el calor no da tregua? En ese caso, te recomendamos programar su funcionamiento solo durante unas horas, evitar que el flujo de aire apunte directamente a la cama, y una vez más, seleccionar una temperatura suave.

Pon en marcha estos consejos y comprobarás que puedes mantener tu casa fresca por menos dinero.

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Añadir comentario

Producto añadido a tu lista de favoritos
Producto añadido para la comparación

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si aceptas o continúas navegando, consideramos que estás de acuerdo con su uso. Puedes obtener más información aquí.